Tendencias

Estrategia de ciberseguridad en las empresas españolas

By 26 febrero, 2018 No hay Comentarios
Comparte

Actualmente es indiscutible que la ciberseguridad es una condición fundamental para el desarrollo y la supervivencia de las empresas, la digitalización conlleva riesgos concretos asociados a la tecnología y aunque en los últimos años se ha incrementado de manera significativa es necesario reforzar una estrategia integral para situar la seguridad digital en el epicentro de las organizaciones empresariales.

Los últimos informes consultados arrojan datos preocupantes.

El 49% de las empresas no cuenta con un protocolo global de ciberseguridad, el 45% manifiesta ausencia de personal especializado en la materia y casi el 68% de los directivos entrevistados considera que existe una probabilidad elevada de sufrir un ciberataque a corto o medio plazo. Estos porcentajes nos colocan junto a países de nuestro entorno como Italia o Portugal y por debajo de la media europea.

La falta de recursos y la ausencia de planes de formación para los trabajadores, acerca de los riesgos a los que están expuestos, son los principales escollos a la hora de implementar los programas de seguridad en las organizaciones.

Se debe atender a los objetivos prioritarios como establecer una estrategia transversal, desarrollar e implantar un plan de formación para los empleados y mejorar la gestión de vulnerabilidades, de esta forma será más sencillo y menos oneroso minimizar el impacto del ataque y amortiguar los daños. Prevención, detección precoz y capacidad de respuesta para suavizar los efectos del incidente son los pilares fundamentales en los que se asienta la ciberseguridad.

Conviene diseñar un programa de actuaciones, lo que se conoce como Plan Director de Seguridad (PDS), promovido desde INCIBE, que abarca componentes técnicos, logísticos y normativos requeridos para lograr una cota óptima en seguridad digital.

No importa el tamaño de la empresa o su ámbito de negocio, cualquiera puede ser víctima de ataques informáticos.

La ciberseguridad ya no es solo un concepto referente a la defensa de las entidades, se ha convertido en un elemento motriz para las empresas que contribuye a potenciar la competitividad.

Es cierto que la seguridad absoluta no existe, pero es fundamental que desde  las organizaciones empresariales se trabaje para construir sistemas cada vez más robustos que reduzcan su vulnerabilidad.

[lvca_posts_carousel image_linkable=”true” taxonomy_chosen=”term_language” display_title=”true” display_post_date=”true” arrows=”true” dots=”true” autoplay_speed=”3000″ animation_speed=”300″ pause_on_hover=”true” display_columns=”3″ scroll_columns=”3″ gutter=”10″ tablet_display_columns=”2″ tablet_scroll_columns=”2″ tablet_gutter=”10″ tablet_width=”800″ mobile_display_columns=”1″ mobile_scroll_columns=”1″ mobile_gutter=”10″ mobile_width=”480″]
MENÚ BLOG
VOLVER A CROOWLY.COM

Comparte

Deja una respuesta